10 septiembre, 2009

Jueves 27 de Agosto, Laza - Ourense

KILOMETROS: 58,07 ; KMS ACUM :378,66
TIEMPO : 4:19:18 ; TIEMPO ACUM: 30:54:57
MEDIA : 12,95
ASCENSO : 896,00 m ; DESCENSO: 1.247,80 m
ALTURA MAX.: 969,40 ; IBP: 52

Tras la paliza del día anterior, nos levantamos tarde, pues la niebla era muy espesa y decidimos esperar un poco. Tras desayunar en el albergue, alrededor de las 9 y media, salimos con un poco de niebla, yo vuelvo a hacer uso de los manguitos. Nos avisan, que el camino está muy mal, y que vayamos a Alberguería por la carretera. Pues nada, cruzamos el río Támega, que buenos recuerdos me vienen; al ver ese río, me he acordado de las clases de Geografía de séptimo de EGB, que el río Támega era un afluente del Duero, que nacía en España y se unía al Duero en Portugal.
Desde Laza hasta Alberguería son 17 kilómetros por carretera. El comienzo es un falso llano, y cuando quedan unos 10 kilómetros ya empieza a picar para arriba. Lo mas fuertes del grupo, siguen hacia arriba, es decir, Jesús, Fernando y especialmente Salva. Luego van el niño y Gaby y para cerrar el grupo, yo. Yo me iba poniendo metas, en esta subida, cada kilómetro más que marca mi gps, me paraba y me tomaba un sorbo de agua. Así llego tras hora y media de subida, o eso es lo que creo, llegué tan cascado que no me fije en la hora de llegada. Cuando vas subiendo, se te hace eterna, pero se te hace más larga todavía, cuando te pasa un coche, y a los 10 minutos, lo ves al final de la subida. Yo me decía, ¿todo esto hay que subir?. Salva, había subido el puerto en unos 40 o 45 minutos,
Tras llegar a Alberguería, nos fuimos al bar de Luis, donde pudimos firmar nuestra conchas y nos realizamos varias fotos, los que no conocían la existencia de este lugar, se asombraron de la multitud de conchas firmadas. Cuando ya nos disponíamos a salir, llegaron 4 peregrinos y nos confirmaron que el camino era inaccesible para las bicicletas.

Seguimos hacia Vilar do barrio, donde Salva y Gaby, querían sacar dinero, pero se llevaron la sorpresa, que no existía cajero en esta localidad. En ese lugar nos encontramos con Jesús, que se había quedado en A Gudiña la etapa anterior. Ya pusimos rumbo hacia Xunqueira de Ambia, donde pudimos disfrutar de su iglesia, y la amabilidad del personal de su Ayuntamiento.
El calor estaba pegando, pero queríamos llegar a la ciudad del oro, para almorzar. Seguimos rápidamente hacia Ourense, pasando diversas poblaciones que no nos llamaron la atención. La entrada en Ourense fue alrededor de las 3 y media de la tarde. Paramos en un bar para almorzar e hidratarnos, y luego nos fuimos al albergue, donde los vecinos no molestan con sus ruidos. Si os fijáis en la foto, os daréis cuenta por que los vecinos no molestan.

Tras el aseo personal y la colada, fuimos a disfrutar de la ciudad de la Burgas. Dimos una vuelta por el centro, y tomamos un tren, que nos llevaban a las Chavasqueiras, que son aguas termales que existen junto al río, y hay que aguantar todo lo posible en el agua caliente y luego irse al río para meterse en el agua fría. Luego vino la visita a las Burgas, y cena en la calle de los vinos. Algunos siguieron la fiesta y otros nos fuimos a dormir al albergue.